Entradas destacadas

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Entradas recientes

"Son tiempos difíciles, inciertos y la ansiedad le fascina comer incertidumbre, es real y es válida."

March 28, 2020

Guest article: Andrea Paz Nilo Werner, Psicóloga infantil, nos habla sobre su experiencia de expatriada viviendo en Alemania y las dificultades que estamos experimentando en estos tiempos, haciendo frente a la expansión del Coronavirus.

 

 

Queridos seguidores y clientes de Genau Consulting,

 

Mi nombre es Andrea Nilo Werner, tengo 36 años soy Chilena y vivo en Berlín desde hace 3 años. Me vine por una locura de amor y ahora estoy casada con Sebastián.

 

 

 

Trayectoria profesional

 

Soy psicóloga (Diplom, Mg.) especializada en clínica infantil con 11 años de experiencia, de los cuales 9 fueron trabajados en Chile  en distintas áreas; consulta privada, en centros de salud pública, con educadoras de jardines infantiles (Kitas), como profesora universitaria y en centros especializados en terapia para niños y niñas y adolescentes que han sufrido abuso sexual y maltrato físico grave. Si bien mi formación principal ha sido en el trabajo con infancia y adolescencia la experiencia directa con sus entornos familiares hizo que para mi fuese imposible no involucrar el trabajo con los padres en la terapia. A partir de allí, es que he flexibilizado mis sesiones, es decir comienzan con un motivo de consulta que deriva del niño o niña y luego miramos este motivo desde una perspectiva relacional, donde confluyen las historias y experiencias de ambos padres referidos a la crianza, expectativas, miedos y frustraciones respecto de sus hijos y de sí mismos. En relación a ello es que el trabajo con adultos pasó a ser parte de mi practica clínica, sobre todo en mi tiempo en Berlín.

 

Respecto de mi estudios, mi background es el psicoanálisis clásico y luego me especialicé en psicoanálisis intersubjetivo, teoría del apego y neurociencias como ejes compresivos de las formas de organizar el mundo de niños niñas y adultos.

 

 

 

Mi experiencia personal como “expatriada” – como nos hace sentir el desarraigo y el entorno extraño.

 

Al llegar a Berlín no fue fácil volver a ejercer. Trabajar en abuso sexual es muy duro y el nivel de frustración es alto, por lo que tuve un año de pausa de mi profesión. Año profundamente enriquecedor, duro y fortalecedor. Desde mi experiencia como migrante, vine como decimos en Chile “a hacerlas todas”. Llegué con una energía diferente, trabajé en cosas que en mi país de origen no pensé en trabajar, limpiando casas, de mesera, de Babysitter y más y sin duda fueron experiencias agregaron un conocimiento de mí misma totalmente nuevo y fortalecedor. Podía sobrevivir.

 

Conocí la experiencia de ir a extranjería a las 4 de la mañana para asuntos de visado, lo desgastante de lidiar con un idioma difícil y con experimentar las diferencias que te hacen sentir cuando no eres capaz de hablarlo de forma mínimamente comunicativa, pero también viví experiencias con personas que estuvieron dispuestas a ayudarme de forma muy amable. Para qué hablar del clima, mis últimos inviernos me ponen climatemática pareciera que sólo tengo espacio en mi cabeza para el frio y la oscuridad, que por lo demás parece no acabarse nunca.

 

 

 

¿Cómo lidiar con la profunda frustración?.

 

 

En ese sentido el ajuste, la adaptación, la frustración, la paciencia, son claves para reorganizar todo lo que implica dejar familia, amistades, trabajo y por sobre todo dejar atrás un lugar en que al fin de cuentas te sabes mover. Pero también lo es, de manera fundamental la red de apoyo. ¿Dónde están? ¿En quienes puedo confiar? ¿En quienes me puedo apoyar? ¿Me presento como alguien también disponible? ¿Logro darme cuenta cuándo necesito pedir ayuda, compañía? Y sin saberlo, aparece este limbo, donde quizás tus amigos antiguos no pueden entenderte y comienzas a conocer nuevas personas con las que compartes experiencias similares, chistes nuevos, formas nuevas, pero, ¿he podido verlo? ¿He podido armarme una nueva red de apoyo? o ¿fortalecer y mantener la antigua?.

 

 

 

 

¿Cómo usar la red de apoyo en tiempos de incertidumbre y distanciamiento social, como la actual crisis del coronavirus?.

 

El tema de la red de apoyo no se hace menor en los tiempos que corren. El coronavirus ha resultado en una modificación de la rutina prácticamente mundial sin precedentes, provocando situaciones y sensaciones desconocidas y difíciles de manejar. En mi opinión, ha presentado sensaciones contrapuestas en casi todos los ámbitos.

 

El contacto a través de las redes sociales o dispositivos móviles nunca había tenido más sentido y nunca había sido también más sentido, en este momento la tecnología es la herramienta que puede acercarnos a quienes tenemos lejos y, además, ahora tenemos tiempo.

 

La dimensión temporal me ha parecido siempre una dimensión compleja. El tiempo puede presentar relaciones contradictorias “nunca tengo tiempo” al ahora donde “tengo tiempo”,  nos enfrenta a ¿qué hacemos con ese tiempo? Y nos preguntamos “hasta cuando durará todo esto?” El tiempo permite en ocasiones que la mente viaje, se conecte con contenidos habitualmente ocultos por la falta de tiempo y, según sean nuestras experiencias previas, aprendizajes, historias la dirección del contenido puede cargarse de ansiedad y/o de transformación.

 

Son tiempos difíciles, inciertos y a la ansiedad le fascina comer incertidumbre, es real y es válida. El autocuidado y espacio de los padres resulta fundamental en esos momentos estresantes para ambos sistemas. Niños y adultos viven estrés sin duda, aún cuando el contenido del estrés puede variar.

 

La posibilidad del adulto de buscar formas y redes para contener sus ansiedades es primordial. Buscar opciones para conversar de los miedos por ejemplo a perder el trabajo o de haberlo perdido, son fundamentales para poder recibir apoyo, generar nuevas estrategias y tomar decisiones. Estos tiempos difíciles nos hacen sentir el peso de una vulnerabilidad desconocida pero también acompañada, una experiencia que nos toca a todos.

 

 

 

 

Vivir tiempos difíciles, ansiedades y miedo en familia

 

 

La distinción de las ansiedades adultas son importantísimas. Si yo como adulto me hago cargo de este estado ansioso, ya sea meditando, leyendo o jugando con el celular un momento en el baño,  niños y niñas observaran que como adulto hago “algo” para  calmar mi ansiedad. Lo anterior supone estrategias que luego son aprendidas y les permitirán a los niños y niñas en el futuro calmar sus ansiedades. He ahí la importancia del cómo me hago cargo como adulto de mis miedos, sin duda no será lo mismo gritar que dialogar.

 

Si veo o siento a mis padres agobiados, pero veo que ellos se hacen cargo de este agobio, como niño me siento seguro ya que no recae en mi calmar las ansiedades de mis padres. Al mismo tiempo aprendo a que hay cosas que se pueden hacer cuando existen sensaciones de malestar y que se pueden resolver.

 

Los niños son sumamente perceptivos a los cambios de rutina y ánimo en los ambientes, aún cuando son bebés ustedes podrán observar que frente a discusiones de los padres, los niños y los bebés cambian su comportamiento, se inquietan, a veces lloran o se enojan, son sus intentos para volver el sistema al estado anterior. El manejo adulto de su estrés es lo principal para facilitar este momento a los más pequeños.

 

El manejo de la ansiedad muchas veces se aborda desde la necesidad de control, que generalmente se refleja en nuestras rutinas, rutinas que además han cambiado.

 

 

 

Pautas para lidiar con el cambio y la incertidumbre

 

Entonces ¿cómo? ¿Cómo se lidia con tanto cambio e incertidumbre? Una opción es intentar darle espacio a la flexibilidad. Bajo ningún punto se trata de dejar de lado límites (que son protectores) y horarios y comidas, se trata de no sumar estrés tratando de mantener de forma rígida rutinas que ya no funcionan porque eran útiles en un contexto que actualmente ya no estamos viviendo. Se trata de generar o modificar, dentro de lo que les sea posible, las rutinas diarias sin perder el orden del día a día. Si es posible aprovechar de jugar más, de escribir en una pizarra que esto es un cambio que durará por un tiempo (eso da noción de que no es un cambio para siempre) ponerle un nombre a este tiempo y generar instancias nuevas que por supuesto también pueden variar. Son tiempos cambiantes y frente a eso la posibilidad de adaptación será de gran ayuda.

 

Esta es la parte donde, con ayuda o sin, la ansiedad puede ser transformadora, o transformada en una oportunidad de cercanía y conocimiento de uno mismo y con la familia.

 

 

 

Si alguno de estos temas te hace ruido, o piensas que necesitas alguna asesoría no dudes en contactarme al mail paz.niwer@gmail.com.

 

Mi trabajo en este momento es 100% online y cuando el tránsito y el contexto cara a cara pueda ser libre otra vez, cuento con horas disponibles en la practica privada.

 

Si llegas a mi contacto a través Genau Consulting, envíame el código señalado en la publicación para hacer un descuento en el valor de las sesiones.

 

Código descuento para los clientes y seguidores de Genau Consulting: PAPNW2020

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

November 29, 2018

Please reload

Archivo